cuenta bancaria

Producto financiero que se formaliza mediante contrato, y mediante el cual se le da la posibilidad al cliente de ingresar y depositar un dinero en la propia entidad. Digamos que es como una “hucha virtual” ya que no es algo físico.

Entre las características que poseen este tipo de cuentas, se encuentra que, si la cuenta dispone de saldo a favor del cliente, éste cobrará una serie de intereses, de acuerdo a lo que se establezca en el contrato. Además, al disponer de una cuenta bancaria, se le ofrecen al cliente los siguientes como poder sacar dinero de los cajeros, tener una tarjeta de crédito o de débito, realizar transferencias o domiciliar recibos, entre otros servicios.


Hay que decir que las cuentas bancarias no tienen por qué estar necesariamente asociadas a un único titular. Existe la posibilidad de que sean varios titulares, y en estos casos se clasifican en dos tipos:
  • Mancomunada o conjunta: es necesario que todos los titulares autoricen los diferentes movimientos.
  • Solidaria o indistinta: cualquier de los titulares puede llevar a cabo las operaciones sin necesitar autorización del resto.
Cada cuenta bancaria tiene una forma de identificarla (como si fuera el DNI), pudiendo ser a través del código cuenta cliente (CCC) o el IBAN.

Es posible, que si la cuenta bancaria posee un saldo muy bajo y existen pocos movimientos, la entidad financiera pueda cancerlarte la cuenta.

Noticias