cláusula suelo

Establece el interés mínimo a pagar en una hipoteca. Una cláusula que puede incluir el banco en la escritura de la hipoteca en el momento de su firma y que establece el tipo de interés mínimo que el cliente pagará, aunque el índice al que esté referenciada se encuentre por debajo.

Para poder entenderlo mejor planteamos el siguiente ejemplo. Si el Euribor tiene un nivel mínimo o inferior (por ejemplo, un 0,75 %) y la cláusula está por encima (ejemplo, el 3,5 %), el hipotecado deberá seguir pagando ese tipo de interés y no podrá beneficiarse de una reducción del Euribor, a pesar del descenso de este último.
 
Además, en el caso que el Euribor se dispare, el tipo de interés que ha de abonar el hipotecado también aumentará. Esta situación podría limitarse por medio de la implantación de una cláusula techo, la cual señala el interés máximo a pagar por el cliente y así el hipotecado no tiene que pagar una gran cantidad de dinero si el Euribor aumenta de forma desproporcionada.
 
Este tipo de cláusulas se pueden aplicar a las hipoteca de interés variable (en España, este tipo de hipoteca es prácticamente el mayoritario de los préstamos hipotecarios concedidos).

Enlaces