crédito hipotecario

Tipo específico de préstamo que se pide a una entidad bancaria para la compra de una vivienda o local (bien inmueble).

Se realiza a medio o largo plazo (varios años) y se formaliza con la hipoteca de la vivienda o local que se quiere comprar, en unas condiciones pactadas con el banco y plasmadas todas ellas en un contrato.


Existen varios tipos de crédito hipotecario, clasificándose en función del tipo de cuotas por norma general.

Es muy común que exista confusión entre crédito hipotecario y préstamo hipotecario, ya que son parecidos en sus características básicas y también tienen el mismo objetivo, pero se ha de señalar que funcionan de manera diferente. La principal diferencia es que el préstamo es cerrado, por lo que tiene unas condiciones fijas determinadas en un contrato, y si el cliente quiere modificarlas, deberá ser modificado el contrato también. En cambio, el crédito hipotecario es más abierto por naturales, y por tanto permite realizar algunos cambios sin tener que hacer excesivas modificaciones.

Otra diferencia es a la hora de cambiar de banco uno de estos productos (préstamo hipotecario y crédito hipotecario), ya que existen diferentes limitaciones dependiendo de cada uno de ellos.

Además, hay varios factores más que distinguen estos dos productos como el tipo de interés (generalmente mayor en los créditos hipotecarios), las comisiones y las subrogaciones.

El crédito hipotecario está formado por 3 componentes:
  • El capital: cantidad de dinero que se presta.
  • El plazo: tiempo en que se pacta la devolución del préstamo.
  • El tipo de interés: porcentaje adicional que la persona que recibe el préstamo (deudor) debe pagar. Se puede decir que es la ganancia que recibe el prestamista (acreedor) por prestar el dinero. El tipo de interés puede ser fijo o variable, siendo el primero constante a lo largo de toda la vida de la hipoteca, mientras que en el caso del variable puede cambiar cada año en lo que se denomina “revisión del tipo de interés” en función del índice de referencia que se haya establecido (euribor o irph, entre otros).

Enlaces