Mercado Común Europeo

También conocido como Mercado Interior Europeo o Mercado Único Europeo es el conjunto de 28 países europeos en el cual los ciudadanos, bienes, servicios y capitales pueden circular libremente.


Está formado por: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumanía, Suecia.

Cuenta con alrededor de 500 millones de personas y 21 millones de pequeñas y medianas empresas, su Producto Interior Bruto en 2014 fue de 13.920.541 millones de euros.


Con la aprobación del mercado común europeo (aparece tanto en el Tratado de Funcionamiento de la UE como en el Tratado de la UE) se eliminaron todas las fronteras existe entre los estados miembros de la UE. Las consecuencias de la creación del Mercado Común son cuatro:
- Libre circulación de personas. Eliminación de las fronteras entre países.
- Libre circulación de mercancías. Eliminación de las barreras y aranceles (impuestos) entre países de la UE. También se establece un arancel europeo único para mercancías de fuera de la UE, es decir, las mercancía de terceros países tienen que pagar el arancel cuando entren en la zona del mercado común pero una vez pagado ya no tendrán que volver a pagar aranceles por llevar la mercancía a otro país europeo.
- Libre circulación de trabajadores. Cualquier persona de la UE podrá trabajar en cualquier país europeo con las mismas condiciones que los nacionales de ese país.
- Libre circulación de capitales. No hay restricciones para los movimientos de capital entre estados miembros aunque también se incluye las operaciones entre estados miembros y terceros.

Enlaces