liquidación

Hace referencia a los intereses que se abonan en función del rendimiento del dinero depositado en una cuenta. También se refiere al pago de una deuda, o parte de ella, según lo establecido en el contrato.

La liquidación consiste en el cálculo de los rendimientos del dinero depositado en la cuenta corriente y el abono de los mismos en función de los plazos que se hayan pactado con la entidad.

Por ejemplo, negociamos un depósito a un año con liquidaciones cuatrimestrales. Esto significa que cada cuatro meses se liquida (se calcula el rendimiento), y se abona en nuestra cuenta corriente.

Es también importante distinguir entre el devengo y la liquidación. Durante los 120 días del cuatrimestre vamos generando un derecho de cobro, es decir, vamos devengando intereses. Sin embargo, estos se abonarán en nuestra cuenta en el momento de la liquidación, esto es, cuando lleguemos al día 120.

Noticias