low cost

En español significa coste bajo y se califica de esta manera a un negocio que consiste en vender productos o servicios con precios inferiores a la competencia.

Se ha puesto aún más de moda como consecuencia de la crisis, por ser una manera de animar el consumo a la vez que atrae a clientes ya que consiste en reducir los precios ofreciendo productos y servicios con grandes diferencias frente a la competencia. En realidad, se amplía el periodo de rebajas hasta el extremo, es decir, que duren todo el año normalmente haciendo las cosas de manera diferente.

Un buen ejemplo de esto son los portales de venta en internet, desde hace más de una década irrumpieron con servicios (viajes) o productos (ropa) nuevos con descuentos superiores al 50%. En realidad, la ventaja competitiva consiste en conseguir producir o comprar mercancías con una calidad parecida en lo sustancial, a un precio suficientemente bajo como para facilitar el descuento, pero manteniendo un nivel de beneficio adecuado e incluso equivalente a una estrategia basada en una calidad superior. Para conseguir estos costes o precios bajos se necesita comprar y fabricar grandes cantidades (las economías de escala), lo que a su vez precisa un elevado número de clientes. Internet y las empresas de transporte a domicilio (logística) facilitan esta circunstancia. Una cadena de tiendas o una red de franquicias también.

Sin embargo, lo que ahora se conoce como low cost o estrategia de costes bajos suele venir acompañada de la diferenciación frente a la competencia que se pueda plantear como una novedad, es decir, aplicando algún tipo de innovación, ya sea en producto, proceso o en la gestión. La dificultad entonces están en reducir los costes aplicando algún tipo de innovación.

¿Cuáles son las consecuencias de este tipo de estrategias?
Suelen buscarse sectores que por su estructura tienen precios de venta que, de alguna manera, van unidos a la calidad y que posibilitan la búsqueda del ahorro en costes. Normalmente, esto repercute en una pérdida de valor en aspectos concretos (por ejemplo, se eliminan comodidades en las líneas aéreas o en los restaurantes de comida rápida se utilizan más alimentos con origen industrial). Para quien las pone en marcha, es una fórmula para montar un negocio si se aplica con éxito alguna innovación que compense la merma de servicio o calidad que causa la reducción del coste, a la vez que se diferencia de la competencia.

En ocasiones, requiere especializarse en la parte de la venta, por lo que debe buscarse a un fabricante de bajo coste (low cost producer). Para el sector en el que se pone en marcha, supone al principio una amenaza muy importante para el comercio tradicional, como ha ocurrido siempre cuando irrumpe un competidor con precios muy bajos.

Algunos empresarios hacen denuncias de competencia desleal. Posteriormente, se ven obligados a aceptar dicha estrategia (creando nuevas marcas o productos para competir en el mercado de precios bajos) y/o diferenciarse aún más mejorando la calidad para mantener el precio (introduzco innovaciones que aumentan el valor de mis productos manteniendo el precio).

Para la economía en su conjunto tiene dos efectos. La disminución de precios debida al aumento de la eficiencia hará que desaparezcan empresas. En el largo plazo, con los nuevos clientes, las empresas que irrumpen de esta manera se hacen más grandes y tendrán mayor poder de negociación frente a proveedores y clientes, consolidando sus ventajas competitivas.

¿En qué actividades es más habitual?
En cualquiera en la que resulte fácil atraer clientela disminuyendo el precio, es decir, en la que no se venga fijando el precio sobre una reducción de costes sistemática ya que sería necesario un mayor esfuerzo para entrar en una competición ya iniciada por otros. Existen muchísimos ejemplos, como las cadenas de restaurantes de comida rápida, líneas aéreas, ropa, hipermercados, medicamentos, etc. En estos sectores vienen siendo comunes, pero se está extendiendo a otros como a los medios de comunicación o la banca. Si quieres ampliar la explicación, puedes consultar la paradoja de Bertrand en economía.

En el ámbito del comercio internacional, debe diferenciarse la estrategia de competencia en costes del dumping. Si estás interesado en la importancia de mantener la innovación en el tiempo, puedes leer sobre empresas ambidextras.

Multimedia

Conflicto dumping China-UE

Conflicto dumping China-UE

Competencia entre aerolíneas de bajo coste

Competencia entre aerolíneas de bajo coste

Enlaces