Banco Europeo de Inversiones

Institución financiera cuya tarea fundamental es financiar proyectos que contribuyan al desarrollo en la UE.

Fue creado en 1958 por el Tratado de Roma, el Banco Europeo de Inversiones (BEI). Se trata de una institución que se encarga de financiar proyectos que se relacionen con los objetivos y proyectos de la UE, buscando contribuir al desarrollo y la cohesión de los Estados miembro. Con sede en Luxemburgo, es una entidad pública que se dedica a invertir y prestar dinero para la consecución de unos objetivos comunes relacionados con las mejoras de las infraestructuras, la protección del medio ambiente, el impulso empresarial (especialmente el apoyo a las pymes), extensión de las redes de transporte europeas (RTE) y de comunicación, o la aplicación de energías competitivas y sostenibles. ¿Quiénes lo integran? El BEI está integrado por los 28 países miembros de la UE, que participan en su capital. Los estados miembros se convierten así en los accionistas del BEI, participando mediante contribuciones en relación a su peso e importancia económica en la UE y en los mercados globales.

En el caso de España, el Gobierno aprobó el año 2014 una suscripción de acciones para ampliar el capital del BEI, aportando más de 970 millones de euros, que se entregarán de forma escalonada durante tres años. ¿Sólo se financian proyectos de la UE? El 90% de los proyectos que financia el BEI son programas y proyectos en el interior de la UE. Sin embargo, también se destina crédito a la financiación de proyectos fuera. En este caso, el BEI apoya las políticas de la UE en materia de desarrollo y cooperación en países socios. Actualmente, se incluyen Europa del Sur y del Este, países de desarrollo y cooperación en África, Caribe, Pacífico, Sudáfrica, Asia y Latinoamérica y también se destina crédito a zonas de vecindad mediterránea.

Noticias