IBAN

Es un código internacional que recibe este nombre por sus siglas en inglés: International Bank Account Number. Se compone de una serie de caracteres alfanuméricos que funcionan como un identificador único para cada cuenta bancaria, siempre dentro de la Zona Única de Pagos Europeos (SEPA). Se empezó a utilizar en agosto de 2014 y tiene como objetivo que todos los pagos realizados entre estos países posean las mismas características. Es por ello que al domiciliar un pago sirve con facilitar únicamente el IBAN.

El código IBAN (International Bank Account Number), es el número de identificación internacional para las cuentas bancarias, compuesto por una serie de caracteres alfanuméricos que identifican cada cuenta. Está normalizado por el Comité Europeo de Normalización Básica a través de las normas ISO13616 y EBS204. La finalidad del código IBAN es la de facilitar las operaciones internacionales dentro de la Comunidad Europea garantizando la exactitud de los datos y agilizando las transacciones. Todas las entidades financieras están obligadas a aceptar el IBAN en las operaciones de sus clientes.

En España el código iban está formado por 24 caracteres pudiendo otros países utilizar hasta 34 y su estructura es la siguiente:
- Los dos primeros caracteres identifican al país de la cuenta, según la norma ISO3166. En el caso de España ES.
- Los dos siguientes caracteres son los dígitos de control calculados según la norma ISO3166 para validar el IBAN.
- Los 20 caracteres restantes (en el caso de España), corresponden al código de cuenta cliente (CCC) y que identifica a la entidad financiera (4 dígitos), oficina de la cuenta (4 dígitos), dígitos de control o DC (2 dígitos) y número de cuenta (10 dígitos).

Existen dos formatos distintos de códigos IBAN:

  1. El formato papel.
  2. El formato digital.

La diferencia entre ambos es que, en la versión en papel, los códigos IBAN se agrupan en grupos de 4 caracteres mientras que, en la versión digital, estos se encuentran sin espacios. A la hora de realizar una transferencia bancaria internacional las entidades financieras requieren tanto el código IBAN como el código Swift o BIC, es decir, códigos de cuentas bancarias internacionales que facilitan las transferencias de dinero entre cuentas de distintos países.

Enlaces