Término de potencia

Es el precio a pagar por la potencia que tenemos contratada.

También llamado Término Fijo o Término de Facturación de potencia.

Se calcula multiplicando la potencia contratada por el precio unitario del producto, en € kw/día, y por el periodo de tiempo que compete a la factura. El resultado hace referencia al precio a pagar por la potencia que tenemos contratada con la compañía de suministro eléctrico, y no al consumo. Es decir, en la factura la potencia contratada la vemos reflejada en euros (€), y multiplicada por los kilovatios (kw) contratados, especificado en días o meses.

El resultado es el importe fijo que se factura por el Término de Potencia que se tiene contratado, independientemente del consumo, al que se refiere el Término de Energía, Término de Facturación de Energía o Término de Consumo.

A continuación se pueden ver ejemplos de facturas donde aparece dicho concepto aplicado en una factura eléctrica real.

Enlaces

Noticias