dodd-frank

Ley estadounidense de reforma financiera y de protección de los consumidores que entró en vigor el 11 de julio de 2010.

Esta ley surge como respuesta a la tremenda crisis financiera.

Entre los principales aspectos que modifica esta ley se encuentran los siguientes:
1- Refuerzo de la protección de los inversores 
2- Riesgo sistémico
3- Supervisión global de los mercados financieros
4- Otras herramientas para prevenir crisis financieras
5- Aumento de los estándares regulatorios internacionales y mejora de la cooperación internacional 


1- Refuerzo de la protección de los inversores 
La aprobación de la ley ha originado la creación de la Agencia "Consumer Financial Protection Agency". Esta misma sustituirá a las 7 agencias anteriores que se encargaban más o menos de lo mismo. Sus principales funciones sobre todo van encaminadas a la emisión de normas, obligar a su cumplimiento y responder de una manera rápida ante malas prácticas. De esta manera se centra en diferentes líneas para que los clientes puedan reclamar de una manera fácil y rápida. 

2- Riesgo sistémico 
Con motivo de esta ley se crea un Consejo de Supervisión de estabilidad financiera. Éste se encargará de identificar los riesgos emergentes del sistema financiero. Con motivo del fuerte riesgo que poseen algunas entidades, se ha decidido aumentar los requerimientos. Esto ha provocado que los asesores de los hedge funds se registren en la SEC, así como que estarán obligados a informar de sus operaciones. Además se crea la "Office of Financial Research", la cual se encargará de apoyar el trabajo del Consejo mediante la recopilación de datos financieros y la elaboración de análisis económicos. 

3- Supervisión global de los mercados financieros 
Uno de los objetivos principales de esta ley es que los mercados sean fuertes para poder soportar la quiebra de una o varias empresas grandes. De esta manera se hacen diferentes distinciones entre el mercado de titulación de activos, los mercados de derivados y las agencias de calificación crediticia. 

4- Otras herramientas para prevenir crisis financieras 
Aquel dicho de demasiado grande para caer se ha vuelto irreal. Por eso las diferentes autoridades obligarán a cerrar a aquellas empresas que se encuentren en quiebra, para que no arrastren al resto, y no necesiten de un rescate a través de las finanzas públicas. La regla Volcker se aplicará también en entidades financieras no bancarias. En cuanto al gobierno corporativo, esto conlleva que los accionistas tendrán un mayor control sobre la remuneración de los directivos. 

5- Aumento de los estándares regulatorios internacionales y mejora de la cooperación internacional 
Con esta nueva ley se pretende:
- reforzar el marco internacional, mejorar la supervisión global de los mercados financieros
- aumentar la supervisión de firmas financieras internacionales
- reformar la prevención de crisis y su gestión por las autoridades y procedimientos
- aumentar el papel del FSB (“Financial Stability Board”)
- impulsar las normas de supervisión prudencial
- incluir mejores prácticas remuneratorias
- promover estándares más elevados en diversas áreas

Enlaces