coste variable

Es aquel coste que varía al modificarse el volumen de producción.

Como por ejemplo los costes de materia prima, electricidad, suministros, etc. Este tipo de coste es muy útil para hallar el punto muerto de las empresas, así como el grado de apalancamiento operativo.

Ejemplo:
Suponemos una bodega que elabora distintos vinos. En esta empresa el coste de la uva es un coste directo y es también un coste variable (si aumenta la producción se consume más uva). Por otra parte el consumo de gasolina de los medios de transporte es un coste variable también, pero en este caso indirecto.

Enlaces