largo plazo

Este contenido está disponible en los siguientes idiomas: Español | Inglés

En el aspecto contable, el largo plazo hace referencia a todo aquello que supera el ciclo medio de explotación. A falta de información específica, normalmente suelen ser 12 meses aunque depende de la actividad a la que se refiera.

Aunque a nivel contable se suela utilizar el largo plazo como un periodo superior a doce meses, a la hora de realizar análisis económicos es común encontrar el término largo plazo como un periodo de tiempo superior a los cinco años.

En el largo plazo, todos los factores de producción son variables; no existen factores fijos, siendo los factores más comunes el capital y el trabajo. Es por esto, por lo que el crecimiento económico a largo plazo es posible, ya que permite que la frontera de posibilidades de producción (curva que refleja las cantidades máximas de bienes y servicios que es capaz de producir una economía en un determinado periodo de tiempo) se desplace hacia la derecha. Dicho desplazamiento significa que se podrán producir más bienes y servicios en una economía.

Multimedia

Curva de la oferta a largo plazo

Curva de la oferta a largo plazo

Producción en el Corto y Largo Plazo

Producción en el Corto y Largo Plazo