Tarifa Último Recurso

Tarifa del suministro eléctrico (luz) fijada por el gobierno.

También se la conoce por su acrónimo TUR. Ha sido una tarifa regulada que antiguamente era conocida como tarifa Integral, pero que a partir de 2010 pasó a llamarse Tarifa de Último Recurso (TUR). En 2014 fue sustituida por PVPC, Precio Voluntario al Pequeño Consumidor.

Este tipo de tarifa (TUR), se creó para dar cabida a una serie de clientes que por sus características, bien de renta, bien de consumo, no superaban un determinado nivel de potencia. Los únicos consumidores que podían acogerse a esta tarifa eran aquellos cuya potencia contratada fuera menor a 10 kilowatios. Los clientes que superasen esa potencia debían acogerse a una oferta de mercado libre. El Gobierno regulaba el precio máximo que podían cobrar los comercializadores a sus clientes.

Esta tarifa se basaba en un tipo concreto: 

Tarifa de último recurso con discriminación horaria (DH) Era una tarifa que discriminaba el consumo entre varias franjas horarias: el periodo de tiempo en que la electricidad resulta más barata se denomina periodo valle, y las horas en que resulta más cara, periodo punta. Las horas con un precio intermedio corresponden al periodo llano. No todas las tarifas con discriminación horaria constan de tres periodos, pueden tener únicamente dos, punta y valle, o incluso pueden tener hasta seis periodos, lo cual es habitual en tarifas industriales, nunca en la TUR. 

En el caso de la tarifa de Último Recurso (TUR), existía un determinado tipo de subasta, llamada CESUR (Contratos de Energía para el Suministro de Último Recurso). Este tipo de subasta proporciona liquidez al mercado a largo plazo y estabilidad en los precios. En España la frecuencia de este tipo de subastas era cada 3 meses. 

La forma de subasta era mediante precio descendente, de manera que inicialmente se abría la subasta con un precio de apertura, para progresivamente ir disminuyéndolo hasta que se consiguiera el equilibrio entre la cantidad ofertada y la cantidad demandada. El precio final resultante de este tipo de subastas CESUR, se podía desglosar en dos partes: la tarifa de Último Recurso (TUR), y los costes regulados, siendo ambas partes proporcionales al 50%. 

Enlaces