gaseoducto

Es una conducción de grueso calibre y de gran longitud que sirve para transportar gas combustible.

Esta conducción está formada por tubos de acero. El gas circula a través de ellos a una alta presión. Dependiendo de la red por la que circule (transporte o distribución) la presión del gas es diferente. Este medio de transporte sirve bien para conectar varios países y así facilitar la exportación del gas, o bien para distribuirlo a lo largo de un país, llegando de esta manera a todos los consumidores finales. Además hay que señalar que cuando el gas se transporta bien a través de los gaseoductos o en los buques metaneros, éste viaja de manera líquida ya que esto facilita su transporte. Para poder conseguir que el gas pase a estado líquido, es necesario una planta de licuefacción. Posteriormente para volver a transformar el gas a su estado natural, la planta de regasificación se encarga de ello.

Enlaces