provisionar

Consiste en la preparación o dotación de ahorros para futuras contingencias o cubrir riesgos. En contabilidad, existen partidas específicas para reflejar provisiones.

La principal contingencia que se pretende cubrir con las provisiones es el riesgo de crédito, ante la posibilidad de que la contrapartida de una transacción económica no cumpla con sus obligaciones. Además, la empresa comúnmente realiza provisiones ante cubrir garantías de productos vendidos, ante multas o sanciones, reparación de maquinaria, etc. Todos estos tipos de riesgos se pueden reflejar contablemente, de tal forma que la empresa muestre una merma en los beneficios debido al riesgo que soporta. Si analizamos a la banca española, la cual está contaminada por unos 175.000 millones de euros a principios de 2012 derivados de la burbuja inmobiliaria, ha ido aprovisionando una parte de sus beneficios con el fin de no tener que asumir de golpe las eventuales pérdidas en la cuenta de resultados. Desde 2008, el sector ha ido guardando unos 66.000 millones de euros para cubrir las pérdidas potenciales de los préstamos que se concedieron para la compra de suelo o la construcción de casas.

Enlaces