pool

Es el mercado eléctrico mayorista en el que las compañías compran y venden electricidad.

En España está gestionado por la operadora OMEL (Operador del mercado de Electricidad) En este mercado sólo pueden participar las empresas habilitadas al efecto, que son: productores, distribuidores y comercializadores de electricidad, así como determinados consumidores. Los productores de energía venden la energía a las distribuidoras, éstas a su vez hacen llegar la electricidad hasta las comercializadoras, que son las responsables de venderla al consumidor final.

Este mercado funciona de la siguiente manera. Red Eléctrica Española (ree) hace una estimación de la demanda de electricidad para el día siguiente. De esta manera, los productores presentan sus ofertas de cantidad a un determinado precio, en función de qué tipo de central se utilice para su generación. A continuación, mediante un sistema de pujas ascendente (de menor a mayor precio), se adjudican los paquetes de electricidad hasta cubrir la demanda. De tal manera la energía vendida es igual a la energía ofertada. En este sistema de subasta, los primeros oferentes que entran a formar parte, son las centrales nucleares, ya que por sus elevados costes de parada, tienen preferencia a la hora de ofrecer su energía; después entrarían las energías renovables por mandato legal; y por último las de energías fósiles.

El precio de la electricidad viene referenciado por el último precio ofertado, siendo este precio el que pagan todos los consumidores. En el caso de la tarifa de Último Recurso (tur) tiene un procedimiento diferente para la asignación del precio.

Enlaces

Noticias