auditor

Persona física que está autorizada por el Instituto de ContabilidadAuditoría de Cuentas (ICAC) para realizar auditorías de cuentas, debiendo estar inscrita a su vez en el Registro Oficial de Auditores de Cuentas (ROAC). También puede estar autorizada por las autoridades competentes de un Estado miembro de la Unión Europea o de un tercer país.

Un auditor es la persona que lleva a cabo una auditoría. Ha de estar capacitado con conocimientos necesarios para expresar una opinión profesional sobre la imagen fiel de la empresa de acuerdo con principios de contabilidad generalmente aceptados. Se pueden diferenciar entre los dos principales tipos de auditores:

Los auditores externos son personas que prestan sus servicios de forma individual, o bien son miembros de una compañía de auditores. Trabajan por honorarios. Tienen por objeto averiguar la razonabilidad, integridad y autenticidad de los estados, expedientes y documentos y toda aquella información producida por los sistemas de la organización. El auditor externo debe ser capaz de ofrecer una opinión imparcial y profesionalmente experta acerca de los resultados de auditoría, basándose en el hecho de que su opinión ha de acompañar el informe presentado al término del examen. Su opinión se basa en la veracidad de los documentos y de los estados financieros y en que no se impongan restricciones al auditor en su trabajo de investigación.

Los auditores internos son empleados de la compañía que auditan. El alcance de la función de auditoría interna abarca todas las fases de las actividades en una empresa. La función del auditor interno es la prevención y detección de los fraudes antes de que lleguen a concretarse. Tiene a su cargo la evaluación permanente del control de las transacciones y operaciones y se preocupa en sugerir el mejoramiento de los métodos y procedimientos de control interno. Principalmente su trabajo se resume en:
  • Controles preventivos: son acciones previas que posibilitan mejoras de procesos y ahorros potenciales.
  • Controles detectivos: son acciones posteriores que detectan costos innecesarios y de eficiencia pero que posibilitan a futuro evitar su reiteración.
Es un servicio que reporta al más alto nivel de la dirección de la organización y tiene características de función asesora de control. No puede tener autoridad de línea sobre ningún funcionario de la empresa, a excepción de los que forman parte de la planta de la oficina de auditoría interna, ni debe comprometerse con las operaciones de los sistemas de la empresa, pues su función es evaluar y opinar sobre los mismos.

Multimedia