coste

Este contenido está disponible en los siguientes idiomas: Español | Inglés

Se llama coste al sacrificio, medido en dinero (euros), de lo que entregamos a cambio de algo que necesitamos. Normalmente se utiliza en términos generales como “el coste de la vida” o “el coste energético”.

En la vida diaria se utilizan coste y gasto como sinónimos, pero hay que dejar claro que cuando nos referimos a la actividad de una empresa, son términos diferentes. Por tanto, el coste (en una empresa) es el total del importe monetario que se ha destinado para producir un producto o servicio, incluyéndose los medios de producción usados, materias primas, mano de obra, etc.


Para diferenciar gasto y coste dentro de una empresa. El gasto se produce en el momento en que se adquiere algo (es decir cuando tienes que pagar), y el coste es cuando se consume (por ejemplo, los kilos de azúcar que se utilizan para fabricar los caramelos). En el caso de que estuviéramos hablando de un hogar, el gasto se produciría cuando se hace la compra semanal de los alimentos, y el consumo (coste) se produce a lo largo de la semana a medida que se van utilizando esos alimentos para preparar la comida.

En Latinoamérica, al coste se le suele llamar costo.

Los costes se pueden clasificar atendiendo a diversos criterios, dividiéndose en los siguientes en el caso de que estemos hablando de empresas o autónomos
 
  1. Según su origen: 
    • Materias primas.
    • Mano de obra.
    • Servicios exteriores.
    • Costes financieros.
    • Costes de amortización.
  2. Según su imputación en la actividad:
  3. Según el área donde se consume, son costes de: 
  4. Según su relación con la actividad productiva:
El cálculo de los costes es algo fundamental tanto para las empresas como para las familias.

En el caso de una empresa es imprescindible para conseguir una buena gestión, de tal manera que sirve para determinar el nivel de rentabilidad de las actividades corrientes. En el caso de las familias, esta gestión facilitará conseguir ahorros.

Una estrategia de liderazgo en costes puede lograrse a través de un acceso favorable a las materias primas. Es por ello que el coste debe ser una de las principales variables a la hora de fijar el precio de venta de un producto o servicio, pero no la única.

Existe una relación económica directa entre el coste y la cantidad de bienes y servicios producidos. Esto se conoce como coste marginal, y determina la tasa de variación del coste en función de la variación de la producción. Normalmente, esta expresión se suele referir a incrementos unitarios de la producción, de tal forma que el coste marginal sería la variación del coste de producción al incrementar en una unidad la cantidad producida.

Asimismo, se habla de “umbral de rentabilidad” en el momento en que la empresa empieza a ganar dinero, tras haber cubierto todos los costes.

Multimedia

Costes y Gastos

Costes y Gastos

Costo Total, Medio y Marginal

Costo Total, Medio y Marginal

Noticias