empresa

Una empresa es una unidad productiva dedicada y agrupada para desarrollar una actividad económica con la finalidad de ganar dinero.

Casa o sociedad mercantil o industrial fundada para emprender o llevar a cabo construcciones, negocios o proyectos de importancia. Acción ardua y dificultosa. En ocasiones se utiliza indistintamente el término 'negocio'.


Puede ocurrir que los términos negocio y empresa sean utilizados indistintamente en determinadas ocasiones. Sin embargo no debería ser así, puesto que tienen significados distintos; un negocio es una actividad que se realiza con el fin de obtener un beneficio. Por ejemplo, la compra de un bien y su posterior venta a un precio más elevado, con lo cual la diferencia entre lo que desembolsamos en la compra y lo que obtenemos con la venta es nuestro beneficio. Si ese negocio se realiza de manera reiterada, y además se consigue una localización, junto con algún empleado para que ayude con dicho negocio, entonces este negocio pasará a ser una empresa.

Una empresa es un conjunto administrado de recursos humanos, materiales y financieros que, mediante la aplicación de técnicas y tecnologías, tienen la finalidad de obtener utilidades mediante la oferta de sus productos y servicios a uno o varios mercados. Las empresas se clasifican, según el sector de su actividad, en empresas del sector primario, empresas del sector secundario o industrial y empresas del sector terciario o de servicios. En el primer caso, la actividad básica de la empresa se obtiene directamente de la naturaleza, motivo por el cual también se conoce como empresas del sector extractivo. Es el caso de las empresas de agua, pesca, ganadería, etc. Podemos ver la estructura formal de la empresa mediante un organigrama.

Las empresas del sector industrial son aquellas que realizan algún proceso de transformación de materia prima, por ejemplo: la construcción, empresas textiles, etc. Por último, las empresas del sector terciario incluyen en su actividad la capacidad humana para realizar trabajos físicos o intelectuales y ofrecen a sus clientes un determinado servicio. Son por ejemplo los bancos, hoteles, asesorías, etc.

Según el tamaño, las empresas pueden ser: microempresas, aquellas que ocupan a menos de 10 personas y cuyo volumen de negocio anual no supera los 2 millones de euros, pequeñas empresas, las cuales ocupan a menos de 50 personas y tienen un volumen de negocio anual inferior a los 10 millones de euros, medianas empresas, las cuales ocupan a menos de 250 personas y tienen un volumen de negocio anual no superior a 50 millones de euros. Se hace referencia a las pequeñas y medianas empresas como pymes. Una empresa con cifras superiores a las de las empresas medianas se conocen como grandes empresas.

Según en qué manos esté el capital de la empresa, ésta puede ser privada, pública o mixta. Las empresas privadas tienen la propiedad de su capital en poder de los particulares (dueños de la empresa), las empresas públicas tienen la propiedad de su capital en manos de los organismos públicos, ya sea a nivel Nacional, Provincial o Municipal, y en las empresas mixtas la propiedad del capital está distribuido entre el Estado y los particulares. Aquellas empresas que operan en un pueblo, ciudad o municipio se catalogan como empresas locales; si operan en una provincia o estado de un país se definen como empresas provinciales; si incluyen a varias provincias o regiones se conocen como empresas regionales; si sus ventas se realizan en prácticamente todo el territorio de un país o nación se llaman empresas nacionales; y cuando se extienden a territorio internacional, es decir, que su actividad también se lleva a cabo en otros países, son empresas multinacionales. Esta clasificación es útil para poder analizar las posibles relaciones entre la empresa y su entorno político, económico o social. Los beneficios de una empresa pueden estar destinados a los propietarios o accionistas, en cuyo caso la empresa será con Ánimo de lucro.

Si por el contrario los beneficios están destinados al propio desarrollo de la actividad de la empresa, éstas serán sin Ánimo de lucro. Atendiendo a la forma jurídica de la empresa, regida por la legislación de cada país, puede tratarse, según si se trata de una persona física o jurídica, de:

+Persona física:
  • Empresario individual: realiza en nombre propio y por medio de una empresa una actividad comercial, industrial o profesional.
  • Comunidad de bienes: cuando la propiedad de una cosa o de un derecho pertenece pro indiviso (no dividido ni separado en varias partes) a varias personas.
  • Sociedad civil: dos o más personas firman un contrato, poniendo un capital común y acordando repartirse los beneficios.
+Persona jurídica:

Sociedades mercantiles:
  • Sociedad Anónima: el capital social está dividido en acciones que pueden ser transmitidas libremente por venta, donación o herencia, teniendo que ser este capital como mínimo de 60.101,21€;. Los socios de este tipo de sociedades no responden a las deudas de la empresa con sus bienes personales, solo responderán por el capital social aportado.
  • Sociedad de responsabilidad Limitada: el capital se encuentra dividido en participaciones iguales, acumulables e indivisibles. Las cuales no pueden unirse a títulos negociables ni denominarse acciones. Además, al igual que en el anterior caso, la responsabilidad de los socios se limita al capital aportado.
  • Sociedad de responsabilidad Limitada Nueva empresa: es una forma jurídica de reciente creación, que pretende agilizar los trámites de constitución de una empresa. Permite realizar todos los trámites de constitución y puesta en marcha de la empresa a través de medios telemáticos.
  • Sociedad colectiva: sociedad mercantil de tipo personalista en la que los socios, en nombre colectivo y bajo una razón social, aceptan participar, cada uno en el porcentaje que decidan, de los mismos derechos y obligaciones, respondiendo subsidiaria, personal y solidariamente de las deudas sociales, es decir, responderán con los bienes de la empresa, y en caso de no ser éstos suficientes, deberán responder con sus bienes personales.
  • Sociedad comanditaria Simple: se caracteriza por la presencia de dos clases de socios; colectivos y comanditarios. Los socios colectivos aportan capital y trabajo y responden subsidiaria, personal y solidariamente de las deudas sociales, mientras que los socios comanditarios aportan capital y su responsabilidad está limitada a su aportación.
  • Sociedad comanditaria por Acción: se diferencia de la anterior en que su capital social está repartido en acciones, siendo uno de los socios, al menos, el encargado de la administración de la sociedad, además responderá personalmente de las deudas sociales como socio colectivo, los socios comanditarios no tendrán esa responsabilidad.
Sociedades mercantiles especiales: 
  • Sociedad laboral, la cual es una Sociedad Anónima o de responsabilidad Limitada en la que la mayor parte del capital social, al menos un 51 porciento, es de los trabajadores de la empresa, los cuales verán su labor retribuida de forma personal y directa, y su relación con la empresa será por tiempo indefinido.

Multimedia

¿Qué es una empresa? ¿Y un negocio?

¿Qué es una empresa? ¿Y un negocio?

¿Qué es una Empresa Socialmente Responsable?

¿Qué es una Empresa Socialmente Responsable?

Misión y Visión de una Empresa: Cómo hacer una Misión

Misión y Visión de una Empresa: Cómo hacer una Misión

Tipos de empresas

Tipos de empresas

Enlaces

Noticias