musulmán

Musulmán o muslim, es una palabra castellana que tiene el mismo origen lingüístico que islam. Denomina a toda aquella persona, de no importa qué etnia, o credo original, que de forma responsable acepta el magisterio Muhammadiano.

Musulmán significa “quien se entrega”, es una referencia a las personas que se someten voluntaria y pacíficamente. De manera que el Islam es más que un ideal abstracto o el seguimiento de un líder, es una acción concreta: entregarse voluntariamente a Dios (Allah en árabe) considerada como la única deidad que merece ser adorada.

Por esto se dice que, solo bajo esta concepción, Islam es más que una religión, un estado de vida. La vida de los creyentes musulmanes está marcada por las oraciones, desde el nacimiento hasta el instante de la muerte. Es costumbre susurrar al oído de los recién nacidos frases del Corán, y también a los moribundos.


El credo del musulmán

1. La fe en Dios único: sin padres ni hijos, ni copartícipes. Sólo a Dios se debe adorar, a nadie más.

2. La fe en los ángeles: creer que Dios creó a los ángeles y estos le sirven sin desobedecerle.

3. La fe en los mensajeros: comparten el honor y la responsabilidad que Dios les impuso y son guías para la humanidad. Jesús, hijo de María, después llamado “El Cristo”, es un mensajero de Dios nacido milagrosamente de una mujer virgen y pura. El último mensajero de Dios en la tierra fue Muhammad.

4. La fe en los mensajes de Dios: la palabra de Dios revelada a los mensajeros de Dios y profetas fue puesta por escrito por algunos de sus discípulos y seguidores. Esto conforma varios “Libros Sagrados”. Conocemos varios libros sagrados: El Torá de Moisés (Pentateuco), el Zabur de David (Salmos), el Evangelio de Cristo y el último Testamento de Dios a los hombres es el Corán revelado a Muhammad.

5. La fe en la resurrección y el Juicio Final: Dios decretará el fin de toda vida en la tierra y luego hará resucitar a los muertos ante Su presencia para que Él los juzgue y vayan a una buena morada (El Paraíso) o una mala morada (El Infierno).

6. La fe en el Destino: Los musulmanes creen en el Al-Qadar que es la Divina Predestinación. De manera que el ser humano debe cumplir con lo que está en sus manos y debe aceptar lo que Dios le destinó en lo demás.


Pilares del Islam

La religión musulmana se apoya en cinco pilares fundamentales:

  • La chahada profesión de Fe: No hay más Dios que Alá y Muhammad es su profeta.
  • La ozalá u oración: celebrada en comunidad, cinco veces al día en dirección a La Meca
  • La limosna: Recaudada como un impuesto por el gobierno para que éste lo use en beneficio del Islam, es obligatoria.
  • El sawn o ayuno: Durante el mes de Ramadán no se debe ingerir nada durante el día.
  • La peregrinación a La Meca: Al menos una vez en la vida. Normas que regulan la vida de los musulmanes
  • El gobierno es teocrático, todas las leyes están supeditadas al Corán, que hace las veces de constitución.
  • Está prohibido el alcohol y la carne de cerdo.
  • Hombres y mujeres son iguales, pero al tener los hombres más responsabilidades, ya que tienen que mantener la casa, también tienen más derechos, un hijo, por ejemplo, hereda el doble que una hija.
  • Un hombre tiene derecho a tener hasta cuatro esposas, pero siempre con el consentimiento de las anteriores. Si una esposa le niega ese consentimiento, el marido puede repudiarla.
  • El hombre es débil en la carne y para evitar el pecado de la lujuria las mujeres deben vestir de forma que no inciten en el hombre pensamientos pecaminosos.
  • Si una mujer no atiende debidamente sus deberes, el marido tiene derecho a reprenderla y, si ésto no surte efecto, a castigarla físicamente, pero sin usar una fuerza excesiva.
  • Los delitos son juzgados según la ley del Talión, ojo por ojo, diente por diente.
  • El musulmán intentará siempre que pueda ejercer la Jihad, mal traducida en occidente como "guerra santa". En realidad significa "afán de reformar la Tierra", y para ello el musulmán intentará influir en la política de los países extranjeros para que las leyes se asemejen al ideal islámico.
  • El destino del hombre en la vida es el de trabajar, obrar bien, sufrir y aguardar su muerte.
  • El que muere libre de culpa (o muere luchando) tendrá como premio el Edén, un paraíso sensual, con ríos de sabrosas comidas (ambrosía) y hermosas huríes que sólo atienden nuestros pedidos.

Multimedia