capital fijo

Este contenido está disponible en los siguientes idiomas: Español | Inglés

Parte del capital de la empresa que se destina para construir edificios e instalaciones, además de en la compra de maquinaria, aparatos y herramientas (llamándose así capital productivo). Este capital productivo sirve para fabricar del producto pero no se consume en su totalidad, y va transfiriendo su valor a los nuevos productos a medida que se va desgastando.

Los bienes que componen el capital fijo de una empresa se desgastarán tras varios periodos de producción, por lo que estarán durante todos esos periodos aportando valor a los productos fabricados en la empresa.

El capital fijo está sometido a desgaste físico y moral. El primero consiste en la pérdida de valor de uso que va sufriendo gradualmente. Este capital fijo revierte a capital circulante a través de la amortización, destinada a reponer total o parcialmente el capital fijo desgastado. Por otra parte, el desgaste moral es consecuencia del progreso técnico, es decir, de la evolución tecnológica, y hace que se renueve el capital fijo antes de que se haya desgastado físicamente.

Enlaces